agosto 04, 2016

0 comentarios

Caballos de silla ›  


Caballos de silla

Caballos de silla

Caballos de silla son todos los caballos montados con albardón en cualquier disciplina del deporte ecuestre. Son de pura raza cuando tienen los papeles que contienen el árbol genealógico de una raza registrada. Ejemplos: Cheval de Selle (Francia), Standarbred (Estados Unidos), Irlandes (Irlanda), Hannoveraner, Holsteiner, Oldenburger (Alemania). En México hay muchos criaderos reconocidos pero también muchos caballos importados.

Caballos “Pura Sangre”

Son caballos de tamaño mediano, delgados y rápidos, pero muy briosos y sensibles. Originalmente criados para carreras sobre distintas distancias, se encuentran hoy más y más en los concursos de salto. Muchas razas de caballos de silla están perfeccionando por estar cruzadas con caballos de “Pura Sangre” para ser más ligeros y ágiles. Ejemplos: Trakehner (Alemania), English Throughbred (Inglaterra), Anglo-árabe (Francia), Thoroughbred (Estados Unidos).

Caballo Pura Sangre - Equitación

Caballos “Sangre Fría”

Caballos de tamaño enorme los cuales por su fuerza muscular y su peso se usan en Europa para el trabajo en el campo (aunque ya en casi todas partes las máquinas han tomado su lugar) y para jalar carretas. Hoy en día hay todavía algunas cervecerías famosas que tienen su cuadra de “Sangre Fría” para sus carretas de cerveza. Ejemplo: Belga, Percherón (Francia)Caballos “Sangre Fría” 

Caballo sangre fría - Equitación
junio 22, 2016

0 comentarios

Ponis ›  


Ponis

Ponis

Son caballos pequeños, robustos, fuertes y de gran resistencia, pero con frecuencia también testarudos. Son suficientemente fuertes como para cargar a un adulto pero son niños, los que los montan en la mayoría de los casos. Cuando un caballo llega a medir más de 147.3 cm ya no es considerado “poni” sino “caballo”.

Existen campeonatos internacionales en la categoría “ponis” en salto, adiestramiento y campo traviesa. Para estas competencias los ponis son divididos, a su vez, en grupos correspondientes a su tamaño.

Ejemplos de ponis: Shetland, asturcones, gallegos, monchinos, forest, kirguises, basutos, ponis de Islandia

Generalidades sobre el caballo

Generalidades sobre los caballos

Hace 60 millones de años ya había caballos en el mundo; animales pequeños que vivían en bosques y praderas y se alimentaban de hojas y pastura. Estos animales caminaban sobre extremidades con cinco dedos en cada mano y pie, los cuales no tenían casco. 

Cuando los caballos empezaron a desarrollar su vida más bien en el campo en vez del bosque, empezaron a cambiar progresivamente su aspecto físico. Para poder vivir en el campo abierto se necesitaba mayor velocidad y para esto obtener extremidades más largas y un cuerpo más delgado. Las manos y los pies se desarrollaron de tal manera que desaparecieron los dedos laterales, se fortaleció el dedo de en medio y se protegió con una uña extremadamente dura, el casco.

Los hombres empezaron a atrapar a los caballos, a domarlos y a aprovechar su fuerza de trabajo. Al cabo de unos siglos, los anteriormente pequeños caballos se habían desarrollado dependiendo del trabajo que hacían, la alimentación y la recría selectiva a ser más fuertes, más grandes y más ágiles.

Mientras que los primeros caballos domados le servían al hombre como animal de carga (jalar carretas o arados, cargar material de trabajo, etc.), los caballos de hoy en día son usados más en los deportes y en el tiempo libre. Todos son especializados en su trabajo y mucho más delicados en salud, alimentación y resistencia general en comparación a sus antepasados.

Los caballos más pequeños del mundo son criados en Argentina y son del tamaño de un perro. Los más grandes y pesados son los caballos de tiro, criados en Europa y llegan hasta una altura de 180 cm. Cuando trotan por la calle hacen retemblar el suelo. Entre éstos dos extremos hay muchas diferentes razas, puras y mezcladas, ponis, caballos de silla y carrera.

septiembre 14, 2015

0 comentarios

Principios de la equitación ›  


Principios de la equitación

Principios de la equitación

 

Todo comienzo es difícil, también en la equitación. Para empezar, el nuevo jinete se debe enfrentar a las dificultades técnicas de este deporte. Por otro lado – y esto es lo que diferencía la equitación de cualquier otro deporte – tiene que aprender a trabajar con un compañero de cuatro patas. Este compañero, el caballo, tiene su propia voluntad, su personalidad, defectos y cualidades y por último, diez veces la fuerza corporal del jinete.

Es necesario mucha paciencia y comprensión para que el jinete y su caballo se conozcan y puedan trabajar y lograr triunfar juntos. Sobre todo al comienzo, en el adiestramiento del caballo, no se debe de perder la paciencia, pasar por alto etapas esenciales de la educación o ignorar errores habituales que son difíciles de corregir después. Al igual que una vez que cualquiera de los dos pierde la confianza, es difícil recuperarla.

Un jinete inexperto debería de comenzar a montar sobre un caballo tranquilo, mansito y ya instruido, ya que le dará confianza, le perdonará sus errores, reaccionará de buena voluntad y por lo tanto será un buen maestro.

Igualmente, un caballo joven deberá ser instruido por un jinete avanzado, que a causa de un asiento firme y correcto no será lanzado del albardón por una reacción incontrolable del joven caballo, que no perturbará el todavía inestable equilibrio del animal, que conozca las ayudas correctas y que le dará confianza y alegría por el trabajo con el jinete.

Esta sección de la página tiene como objetivo proporcionar únicamente las instrucciones básicas para el joven jinete y la base teórica y práctica que cualquier jinete debe dominar antes de especializarse en una de las disciplinas ecuestres como el adiestramiento, salto, campo traviesa y prueba de tres días.