Las herraduras

Procedimiento de herraje

Así como nosotros usamos zapatos, al caballo le ponemos herraduras para proteger el casco. Un caballo salvaje no necesita herraduras ya que el casco crece en proporción al grado de desgaste y los caballos de salto caminan mucho más en un picadero que sus hermanos salvajes en la naturaleza y por eso el casco se desgasta más. A pesar de la herradura, el casco crece, como las uñas de los humanos; por lo tanto, cada seis semanas hay que quitar la herradura y recortar el casco, después se pone una herradura nueva.

Una herradura aguanta entre 8 y 12 semanas, según el trabajo que efectúa el caballo y el terreno en donde se trabaja. El herraje es necesario cuando el casco ha crecido tanto que empieza a sobresalir de la herradura.

Herraduras para el miembro anterior

Herraduras para el miembro anterior

Herraduras para el miembro posterior

Herraduras para el miembro posterior

Clavo de herrar

Clavo de herrar

 

Procedimiento del herraje

  1. Con las pinzas, el herrero despega y arranca las herraduras
  2. Con el pujavante o la cuchilla, recorta el casco por fuera y por dentro y lo rebaja y afina con la escofina
  3. Se adapta la herradura al pie del caballo
    1. Herraje frío: con golpes del martillo se le da forma a la herradura y se recorta el casco de tal manera que entre casco y herradura no queden huecos
    2. Herraje caliente: la herradura se calienta al rojo vivo y se aplica con pinzas al casco, así se queman todos los puntos sobresalientes del casco y queda la herradura perfectamente ajustada.
  4. Se clava la herradura al casco de tal manera que los clavos salgan a unos centímetros de la herradura del lado exterior del casco (y que no entren en contacto con ninguna parte sensible del pie)
  5. Se remacha el casco y se lija, así la herradura queda al ras del casco, en las pinzas del pie y ligeramente afuera del talón (para dar mejor apoyo al caballo)
  6. Por último se quitan las puntas de los clavos con las pinzas y se rebajan con la lija

Se recomienda no darle trabajo duro (salto) al caballo durante unas horas después del herraje.

Existen varios tipos de herraduras especiales (ortopédicas) para corregir defectos del pie del caballo y protegerlo. Para competencia de salto en terreno resbaloso (pasto mojado) se usan herraduras con ramplones, que son tornillos que se introducen en los extremos de la herradura.

El material del herrero

 Tenazas para recortar (el casco) Tenaza de recortar
Tenazas para arrancar (los clavos) Tenaza para arrancar
Pujavante (para rebajar el casco) Pujavante
Cuadros para remachar Cuadros para remachar
Escofina Escofina
Martillo de bola Martillo de bola
Martillo para herrar (para clavar y cortar los clavos) Martillo para herrar
Machete o cuchillo con dos filos (quitar clavos y rebajar cascos) Machete

Mathyas Lopez Redetzki
Mathyas Lopez Redetzki

Autor



Dejar un comentario