Enfermedades y sus síntomas

Caballos: Enfermedades y sintomas

Todos queremos que nuestros caballos estén sanos y contentos, por lo tanto, cualquier cambio en su apariencia o actitud debe de preocuparnos. Algunos de estos cambios que pueden ser alarmantes son cansancio, falta de ganas de trabajar, menos temperamento, aceleración de la respiración o del pulso, tos, catarro, sudor sin trabajo, claudicaciones, aflojamientos, falta de apetito, infecciones, inflamaciones, cólicos o calentura. 

Tu veterinario es la persona adecuada para identificar y tratar las enfermedades de tu caballo, pero en lo que llega puedes aplicar primeros auxilios. Además, observando bien al caballo enfermo le puedes dar información muy importante al veterinario.

a) Respiración: 10-14 respiros regulares por minuto si el caballo está en reposo. Con el trabajo acelera la respiración. Para contar los respiros se observa o se toca la panza, ya que la nariz casi no se mueve. La respiración se acelera en el caso de dolor, calentura o enfermedades pulmonares. El caballo respira con olor y esfuerzo usando los músculos de la panza en el caso de catarro o anginas o vías respiratorias tapadas o inflamadas.
b) Pulso: 28-36 veces por minuto si el caballo está en reposo y hasta 150 directamente después de un esfuerzo muy grande. Dentro de más de 20 minutos de descanso el pulso debe de regresar a la normalidad. El pulso se mide debajo de la cabeza del caballo. Se acelera por calentura, cólicos o infección y enfermedades del corazón. 
c) Calentura: La temperatura de un caballo es de 37.5º a 37.8ºC. Caballos con calentura no quieren comer pero toman agua, se ven cansados, no quieren trabajar y están débiles y decaídos. Las piernas y orejas se sienten frías pero el cuerpo caliente. El pulso y la respiración están acelerados. 

Mathyas Lopez Redetzki
Mathyas Lopez Redetzki

Autor



Dejar un comentario